12 may. 2012

DRÁCULA

¡Qué decir de esta obra que no se haya dicho y escrito! La he leído casi por obligación ya que,. después de haber visto el film de  Cóppola ( que no tiene desperdicio, a mi parecer) pensé que era mi deber descubrir a Stoker.

No me arrepiento de la decisión tomada. Sencillamente, genial.