17 dic. 2011

MAESTRO



















Alguien me ha dicho que escribir es una faena dura, solitaria y desagradecida. Es cierto, pero el placer que se siente cuando lees lo que has escrito no tiene precio.
Es más duro en el comienzo, cuando dejas libre el tapón que aprisionaba tus sentimientos y no tienes tiempo ni sabes gestionar todo lo que se acumula en tu mente.
 Estoy empezando y cuesta y al mismo tiempo quiero que cueste, porque significa que el cerebro trabaja a tanta velocidad que no te da tiempo; me he encontrado hablándole a solas y diciéndole: tranquilízate y frena.
Como me ha explicado este Alguien, tengo que aprender a saber crear. Crear para vivir y para sentir. Crear para mostrar. Crear para emocionar.
Este rincón de sentimientos empieza ahora.
Si Alguien lee a la que escribe, que supongo que sí, entenderá lo que he plasmado; él también lo siente.

Gracias Maestro